A+ A A-

  • Categoría: Historia
  • Visto: 95

17 de mayo, fecha profundamente campesina

Cada 17 de mayo en Cuba se celebra el Día del Campesino, que este año encuentra a los hombres y mujeres del campo empeñados en el impulso a su razón de ser: producir más alimentos para el pueblo.

Existen sobrados motivos para comprender por qué se eligió esa fecha para celebrar el Día del Campesino Cubano. Ese día de 1946 fue vilmente asesinado en su finca María Luisa, en El Vínculo, perteneciente al Realengo 18,  actual provincia de Guantánamo, el humilde campesino Niceto Pérez García..

Su delito consistió en no claudicar ante los abusos y atropellos de que eran objeto los hombres que trabajaban la tierra, y eran reprimidos por terratenientes y geófagos que pretendían desalojarlos de sus tierras. Uno de ello, Lino Mancebo, en compañía de guardajurados, asesinó a Niceto en presencia de un hijo de siete años.

En el lugar los campesinos construyeron un modesto monumento y proclamaron el 17 de mayo como Día del Campesino, en homenaje a Niceto Pérez García.

El 17 de mayo de 1959 en La Plata, Sierra Maestra, lugar donde radicó la Comandancia del Ejército Rebelde, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, firmó la Primera Ley de Reforma Agraria, haciendo realidad lo prometido en el Programa del Moncada de entregar la tierra a sus verdaderos dueños los campesinos cubanos. Fue la más importante y trascendente Ley dictada tras el triunfo de la Revolución cubana.

Otro 17 de mayo, este en 1961, se constituyó la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), organización que agrupa al campesinado cubano y representa sus intereses en lo económico y social.

El vil asesinato de Niceto Pérez García, un símbolo del campesinado cubano; la firma de la Ley de Reforma Agraria en 1959; y la constitución de la ANAP en 1961, son razones más que suficientes para conferir al 17 de mayo un profundo contenido que hace a esa fecha merecedora de celebrar el Día del Campesino cubano.