A+ A A-

  • Categoría: Historia
  • Visto: 89

Lázaro Peña González, líder de los trabajadores cubanos

Lázaro Peña González, el indiscutible capitán de la clase obrera cubana, nació en La Habana el 29 de mayo de 1911, y sobresalió como dirigente sindical y luchador incansable por las reivindicaciones de los obreros, tanto a escala nacional como internacional.

Su vida y su obra constituyeron un ejemplo de entrega total a causa que asumió como dirigente sindical, que lo llevó a conquistar la autoridad y el prestigio que lo distinguió siempre.

Lázaro Peña fue un hombre humilde que surgió del pueblo y poco a poco fue escalando peldaños debido a una natural  inteligencia y métodos de dirección que conquistaron la confianza de sus seguidores y representados, así como el odio de sus detractores por ser pobre, negro y valiente.

Desde muy joven comprendió que los derechos no se mendigan,  se exigen, y que las causas justas tienen que defenderse a capa y espada, ante quienes pretenden explotar a los desposeídos por medio de la fuerza y la sinrazón.

Sus ideas revolucionarias lo llevaron a ingresar en el partido comunista de Cuba en 1929, y por su enfrentamiento a la dictadura de Gerardo Machado, sufrió arrestos y cárcel.
Desde pequeño tuvo que luchar contra la pobreza y con solo 12 años de edad incursionó como aprendiz de variados oficios, entre ellos carpintero, albañil, herrero  y  yesista, para más adelante incorporarse a trabajar en la fábrica de tabacos “El Crédito”.

En su trayectoria laboral se cuenta con su nombramiento como Secretario General del Sindicato Tabacalero;  y Secretario General de la Confederación de Trabajadores de Cuba
Sus reconocidos méritos lo llevaron a trascender fronteras y  como ejemplo de lo anterior podemos señalar su participación en la creación de la Confederación de Trabajadores de América Latina (CTAL), y de la Federación Sindical Mundial (FSM).

Tras el triunfo de la Revolución cubana, en ocasión del XI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) celebrado en 1961, fue elegido como su Secretario General; integró el Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y fue nombrado Jefe de su departamento de Organizaciones de Masas.

Lázaro Peña González falleció el 11 de marzo de 1974 y en su sepelio el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz expresó: “Inútil era rogarle que moderara sus esfuerzos y atendiera su salud. Era lo único en que este militante modesto, dócil y disciplinado, desatendió los ruegos de sus compañeros y las exhortaciones  de su Partido”.