A+ A A-

  • Categoría: Historia
  • Visto: 150

Mariana Grajales, formadora de una estirpe heroica

Dedico unas líneas en homenaje a Mariana Grajales Cuello, aquella cubana nacida en Santiago de Cuba el 12 de julio de 1815, y que dejó de existir físicamente el 27 de noviembre de 1893 en Kingston, Jamaica.

Hubiera bastado con ser la madre de los Maceo para que esta mujer entrara en la historia patria como madre ejemplar, y patriota de la mejor fibra, que consagró su vida a luchar por la libertad e independencia de Cuba.

El historiador Pedro Antonio García señala en un artículo titulado Forjadora de una estirpe heroica, que Mariana tuvo un hijo nombrado Justo Germán Grajales, al cual se le consigna como "hijo natural de Mariana Grajales", en certificación de nacimiento registrada al libro cinco, folio 96 de la iglesia de San Nicolás de Morón.

Siendo muy joven, con apenas 16 años de edad, contrajo matrimonio con Fructuoso Regüeiferos, y de esa unión nacieron sus hijos Felipe, Manuel y Fermín, quedando viuda el cinco de julio de 1839.

Casada en segundas nupcias con Marcos Evangelista Maceo, nació la prole que integraron Antonio, José, Rafael, Miguel, Julio, Dominga, Tomás, Marquitos y María Dolores, y se afirma que como madre era tierna y bondadosa, a la vez que exigente e inflexible.

Esta mujer de epopeya y misterio hizo tantos aportes a la lucha por la libertad de Cuba, que merece un pedestal para adorarla. Con elevado sentido patriótico Mariana arengó a sus hijos a luchar por la libertad de Cuba , y ella misma, a pesar de ser una mujer sexagenaria, se incorporó a las huestes mambisas en la guerra de 1868, y prestó una notable ayuda cuidando y curando a heridos y enfermos, bien fueran españoles o cubanos.

En el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia, en su natal Santiago de Cuba,   reposan los restos inmortales,  de Mariana, la madre de los Maceo y de la Patria.  De ella dijo José Martí que "era una de las mujeres que más me han movido el corazón", y al enterarse de su muerte la llamó mujer de "epopeya y misterio".