A+ A A-

  • Categoría: Cultura
  • Visto: 201

Exponen en Holguín muestra del diseñador y dibujante Andrés García Benítez

La muestra “Entre candilejas”, compuesta por obras del diseñador y dibujante holguinero Andrés García Benítez (1916-1981), se expone por estos días desde el perfil en Facebook del Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín, para rememorar la impronta de este artista en el 105 aniversario de su natalicio y el 40 de su fallecimiento.

Esta exposición, con curaduría del investigador Martín Garrido, quien ha dedicado parte importante de su trabajo al rescate y estudio de la obra de este creador, recoge un fragmento del desempeño de su obra para la escena cubana.

“Entre candilejas” reúne una selección de piezas ilustrativas de la exposición mayor que se abrirá al público cuando las condiciones epidemiológicas ocasionadas por la COVID-19 lo permitan como muestra de la obra profesional del artista, relativamente poco estudiada y conocida, comentó Garrido.

También asegura el curador que García Benítez inicia su labor para esta esfera del diseño gráfico, en los años 40, y se amplía y enriquece en las décadas de los 50 y 60, como portadista de la revista Carteles, una de las más populares de la etapa republicana en Cuba y que constituyen patrimonio del arte nacional.

En la muestra se incluyen diseños de vestuario y escenografía para obras de teatro, ballet, ópera, zarzuela, danza moderna y el cabaret como las realizadas para “Adela”, “Mulato”, “Liborio y la esperanza”, “El milagro de Anaquillé”, “Cecilia Valdés” y “Lysístrata”, entre muchas otras puestas en escena.

Varios de estos diseños, explicó Garrido, pertenecieron a las colecciones particulares de dos destacados artistas cubanos: el maestro Ramiro Guerra, quien fuera bailarín, coreógrafo, investigador y pionero de la danza moderna y el diseñador Eduardo Arrocha, discípulo de Garcia Benítez, fundidas en un todo y conservadas hoy en Holguín.

Las piezas, aunque apenas constituyen parte de su trabajo en estas disciplinas,  muestran al reconocido creador holguinero en cuerpo y alma, demostrando por qué se le consideró en su momento como uno de los grandes diseñadores escénicos de todos los tiempos en la Isla y una de las figuras que engrandece el patrimonio visual cubano, añadió Martín Garrido.