A+ A A-

  • Categoría: Deportes
  • Visto: 182

Bloqueo de Estados Unidos enemigo del deporte cubano

El bloqueo de Estados Unidos a Cuba es real, objetivo y encima de ello genocida y carente de toda legalidad. El deporte y en especial el Béisbol han sido objetivos bien definidos en esta guerra sucia que ya cumple seis décadas. Del tema no hablan mis colegas de la "prensa libre e independiente",pero existe y está ahí activo como el primer día.

Los elementos esenciales de la política de bloqueo a Cuba habían sido delineados con toda claridad en el año 1960, mientras estaban en marcha los preparativos de agresión militar a Playa Girón.
En el año 1961 el gobierno de los Estados Unidos rompe las relaciones diplomáticas y consulares con Cuba y prohibió los viajes de los norteamericanos a nuestro país. El 3 de febrero de 1962 se proclamó oficialmente el bloqueo bajo el acta Ley de Comercio, contra el enemigo.

El bloqueo económico cierra todas las fuentes de financiamientos externos al país, lo excluye del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y todo tipo de fuentes de créditos blandos, impiden operar cuentas en dólares en sus relaciones económicas, internacionales, por lo que la economía tiene que financiar el deporte sin poder contar con estos recursos financieros internacionales, lo que limita el financiamiento para el desenvolvimiento y desarrollo del deporte, para las construcciones de instalaciones y el mantenimiento de las mismas, el desarrollo de eventos nacionales e internacionales, así como para garantizar el equipamiento a los deportistas, además contribuye a encarecer la participación de los atletas en eventos internacionales que se organizan en ese y otros países del mundo y se han negado a pagar premios, estímulos en metálico a los deportistas que representando la bandera cubana han alcanzado lugares cimeros.

El bloqueo impide el flujo natural de montos resultantes de la contratación de atletas cubanos en el exterior. El más afectado es el Béisbol (mil 519 millones, 190 mil USD), Fútbol (550.000 USD), Polo Acuático (840.000), Balonmano (3 600.000 ) y Baloncesto (900.000). Por otro lado la imposibilidad de que la contraparte extranjera ejecute transferencias bancarias para efectuar pagos por servicios ha provocado que la Empresa Cubadeportes no haya recibido más de medio millón de USD procedentes de Mali, Namibia, Djibouti y Cabo Verde.
La guerra directa de Estados Unidos contra el Béisbol cubano comenzó tan temprano como la noche del 25 de julio de 1959 en el estadio Latinoamericano de La Habana. El 6to. aniversario del Asalto al Cuartel Moncada coincidió con un juego de la Liga Internacional, categoría Triple A, entre los Cuban Sugar Kings y Alas Rojas de Rochester. Unos disparos al aire en medio des los festejos fue el pretexto para lo que vendría después. El 8 de julio de 1960, el nuevo Secretario de Estado, Christian Herter hizo presión y tras una reunión en Washington con Ford Frick, comisionado de las Grandes Ligas, se decidió transferir la franquicia de La Habana a Jersey City, pues "el clima en Cuba ya no es saludable para nuestro pasatiempo nacional".  Al dar a conocer la noticia, Horton se justificó con la necesidad de proteger a los peloteros por la situación allí. Cuando un periodista le preguntó a cuál situación en Cuba se refería respondió: Bueno, lo que dicen que pasa en Cuba.

Mientras eso sucedía ya estaban en marcha los preparativos para la invasión a Playa Girón, más claro ni el agua.
A partir de ese momento se prohíbe a los peloteros norteamericanos viajar a Cuba y encima de ello las leyes del bloqueo exigen a los cubanos que pretendan llegar a MLB una serie de "requisitos especiales" aplicables únicamente a ellos.
En primer lugar el atleta debe romper todo vínculo con su federación y aplicar residencia en un tercer país. Sólo así se  puede establecer contrato con un equipo de la gran carpa.

De esa manera y utilizando varias vías para llegar a Estados Unidos, entre ellas el tráfico ilegal de personas y la falsificación de documentos oficiales se estimula el éxodo de peloteros cubanos y sin el compromiso de pagar un solo centavo al país que los formó. Esto se mantiene hasta hoy día.
Figuras como Orlando Hernández, José Ariel Contreras, Kendry Morales, Yoenis Céspedes,José Dariel Abréu, Yulieski Gourriel y Aroldis Chapman forman parte de una lista interminable de talentos formados en Cuba y que víctimas del bloqueo de Estados Unidos tuvieron que aplicar "variantes" para poder jugar en el mejor Béisbol del mundo.
La cancelación del acuerdo Cuba-MLB por parte del gobierno norteamericano fue la ratificación de que la guerra fría en la pelota pica y se extiende. Es cuestión de una política bien diseñada , aunque mis colegas de la "prensa libre e independiente" no escriban o no digan una sola palabra...

FUENTES: Minrex,Jit.cu y Archivo del autor