A+ A A-

Deporte

  • Escrito por Ernesto A. Vera González
  • Categoría: Deportes
  • Visto: 24

TV Olímpica de Berlín-1936 a Tokio-2020

Los Juegos Olímpicos son hoy día el evento deportivo o no, más seguido a través de la Televisión. Millones de personas de todo el mundo siguen a sus ídolos en una super producción que además genera fabulosas ganancias .

La Televisión y el deporte no surgieron juntos, pero desde hace muchos años van de la mano como dos hermanos, uno dependiente del otro. Los Juegos, según algunos estudios de audiencia, tienen un impacto tres veces mayor que el torneo de tenis de Wimbledon, cuatro veces más que el campeonato más seguido de fórmula 1 y seis veces más que el Tour de Francia y la final de fútbol americano, la Superbowl.

El invento de transmitir imágenes a distancia no llegó a tiempo para captar con sus cámaras la apertura de los I Juegos de la era moderna en Atenas-1896, ni tampoco en las ediciones de Paris-1900, San Luis 1904, Londres-2008, Estocolmo-2012, etc.

Los primeros juegos  transmitidos por televisión fueron los de Berlín, Alemania en 1936, un año después de realisarse los primeros ensayos regulares en Inglaterra, Estados Unidos y Japón. Los eventos fueron televisados ​​por medio de televisores de circuito cerrado y transmitidos en pantallas en blanco y negro. Los atletas de la Villa Olímpica y cerca de 150,000 personas vieron un total de 72 horas de cobertura en salones especiales para televidentes, llamados Oficinas Públicas de Televisión, en Berlín y Potsdam.

Fuentes consultadas indican que se usaron tres tipos diferentes de cámaras en la transmisión, lo que provocó apagones al cambiar de un tipo de cámara a la otra.

Leni Riefenstahl una bailarina, actriz, y directora de cine alemana era conocida por sus importantes películas de propaganda a favor del nazismo de Adolf Hitler, realizó un documental  Olimpia, dedicado a esos juegos y que marcó pautas para las futuras producciones deportivas  . Se utilizaron técnicas fílmicas avanzadas que, más tarde, se convertirían en estándar de la industria cinematográfica, tales como ángulos de cámara inusuales, cortes abruptos, primeros planos extremos, fijación de cámaras en el estadio para filmar al público.

Después de aquella primera experiencia en Berlín-1936 , llegaron  los Juegos Olímpicos de Londres-1948. La BBC cubrió los juegos con su televisión en vivo desde el Estadio de Wembley, pero limitó la cobertura al área de Londres. Mientras que, los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960, fueron los primeros en transmitirse en vivo por toda Europa. Las emisiones se transmitieron a través de Eurovisión a varios países europeos, incluidos Inglaterra, Alemania, Francia, Suiza, Austria y Bélgica, entre otros. En Tokio 1964 se utilizan ya sistemas de transmisión por satélite y en México 1968 ya las imágenes eran a todo color.

En Cuba las primeras imágenes de TV en vivo llegan desde la ciudad canadiense de Montreal con los juegos de 1976. El público cubano pudo ver de sus hogares las finales del Boxeo, la medalla de bronce del Voleibol masculino y las dos medallas de oro de Alberto Juantorena entre otras. Asistieron como narradores Eddy Martin y René Navarro. Cuenta en su blog personal el comentarista matancero Francisco “Pancho” Soriano, que la señal de video llegaba por satélite, y la señal de audio por vía telefónica, lo que obligaba a la puesta de voz en los estudios de la televisión en Cuba, donde se encontraban Héctor Rodríguez, Roberto Pacheco, Modesto Agüero, José A. Quevedo, Miguel Ángel Iglesias y Antolín León. Esto explica que la narración de Héctor Rodríguez sobre las espectaculares carreras de Alberto Juantorena se hicieran desde La Habana. Si Juantorena corrió con el corazón, la descripción de Héctor la inscribí, entre signos de admiración, en la historia de las extraordinarias proezas que hemos hecho también con el corazón.

 A partir de los Juegos Olímpicos de Moscú-1980, pasando por Barcelona-1992, Atlanta-1996, Sidney-2000, Atenas-2004, Beijing-2008, Londres-2012 y Río de Janeiro-2016 , los televidentes de toda Cuba han tenido la posibilidad de disfrutar del gran evento deportivo en toda su magnitud. Desde Barcelona hasta Río de Janeiro , profesionales de la TV cubana han sido protagonistas en la producción y transmisión de los Juegos.

 Para esta cita de Tokio-2020 que ya comienza serán más de 800 horas olímpicas de televisión y 15 diarias de radio en función del bienestar y disfrute de cubanos y cubanas es un bello regalo para este verano.

«Estas transmisiones serán una contribución al permanente propósito de darle a la población mayor calidad de vida y, adicionalmente, una invitación muy sugerente a permanecer en casa para, entre todos, contribuir al enfrentamiento a la COVID-19 y vencerla, como los deportistas en las canchas», expresó Danilo Sirio, vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

 

 FUENTES: Archivo del autor y wikipedia